invertir en los primeros nichos

Cuánto invertir en las primeras webs de nicho

Me encuentro entre esas personas que creen que cuando se empieza a crear webs para aprender a posicionarlas hay que gastar la menor cantidad de dinero posible. Además pienso que el resto de recursos también deben optimizarse al máximo.

Hace unas semanas publiqué este tuit luego de ver algunos mensajes de personas que hablaban de gastar cantidades (para mi) desproporcionadas de dinero para empezar con sus primeros nichos:

A veces es muy dificil explicarse bien en Twitter o en las redes sociales en general, y he de añadir que comentar cualquier cosa en ellas, tanto cosas que aportan valor, que pueden ayudar a alguien a no cometer errores o que sólo aporten más confusión, no tiene muchos riesgos.

Por lo cual también es muy sencillo decir cualquier cosa sin argumentarla a continuación.

Después de todo, para argumentar algo con un poco de solidez se necesitan 5 o más tuits, con sus capturas u opiniones bien expresadas. Pero al mismo tiempo, es más fácil que alguien lea un solo tuit que un hilo interminable.

Para desarrollar un poco más sus argumentos, casi todos los SEOs que conozco tienen un blog, podcast o canal de YouTube. Yo aprovecharé este blog, que lo tengo maltratado y abandonado, para argumentar más mi postura respecto a este tema.

Invertir lo mínimo… ¿lo mínimo de qué?

Aunque en el tuit dejo claro que hablo de dinero, podría extenderlo a más utilizando el término “recursos”. Y los recursos de los que disponemos son (básicamente) los siguientes:

  1. Dinero
  2. Tiempo
  3. Contactos

Hablaré de estos recursos e intentaré explicar por qué hay que invertir lo mínimo en algunos casos, mientras que en otros la única manera de conseguir algo será a través de, precisamente, invertir lo que tengas.

Si eres una de esas personas que ve en esto de invertir en nichos un negocio seguro, que cree que sabe lo suficiente como para minimizar el riesgo, que puede invertir la cantidad que sea ya que siempre obtendrá un retorno, este artículo no es para ti.

Además, si eres una de estas personas, ¿qué haces leyendo esto? ¿Qué haces leyendo este blog de un novato? No pierdas el tiempo y vete a hacer eso que tan bien sabes hacer.

ideas dinero nichos

Dinero

Está claro que algo de dinero siempre vas a necesitar para crear una web. Yo no estoy hablando de “crear un negocio”. Crear una web puede ser una inversión (es decir, un negocio o al menos una intención de negocio) o puede ser un derroche, dependiendo de la perspectiva.

Cuando alguien empieza a hacer webs, con la intención de (supongo que en la mayoría de los casos) conseguir posicionarla y generar unos ingresos más o menos a medio plazo, debe tener en cuenta que juegan muchos factores: temática y tipo de web, formas de monetización, actualizaciones de Google o modificación de las SERPs respecto a algunas búsquedas. Explicaré a qué me refiero con cada cosa.

Temática y tipo de web

La temática es muy importante. Veo en las redes sociales que muchas veces se repiten las consignas de algunos autoproclamados gurús del SEO: “cualquier temática se puede monetizar”, “si no te funciona esta forma de monetización en la web, pruebas con esta otra” y un largo etcétera de sandeces un poco alejadas de la realidad.

Puede que sea cierto que cualquier tipo de web se puede monetizar de cualquier manera, si entendemos por monetizar colocar los anuncios de AdSense o enlaces de afiliados de algún marketplace (Amazon, eBay, Aliexpress, etc.).

Por el contrario, si lo que definimos como monetización es generar unos ingresos decentes, ya no digo que te dejen vivir, pero sí que te generen unas ganancias compaginables con otras webs u otras ocupaciones, entonces no cualquier temática te servirá o no te servirá de la misma manera.

Lo digo por mi experiencia, que sólo es la mía y puede estar equivocada, pero al menos la puedo defender. Como expliqué en este artículo algunas webs no van a arrancar (a nivel ganancias) por más que las visitas no paren de aumentar. 

Es cierto que la cantidad de ganancias por lo general es proporcional a la cantidad de visitas, pero también es importante valorar qué hay que hacer para conseguir esas visitas.

Un ejemplo sencillo basado en mi experiencia. Tienes dos webs que están empezando a aumentar en visitas, imaginemos que cientos o miles de visitas diarias. Estas webs están monetizadas con AdSense y las dos aumentan en ganancias a medida que aumentan las visualizaciones y los clics.

Veamos en el ejemplo, la web 1 tiene 3.783 y un RPM de 7,02 y la web 2 con unas 1500 visitas más tiene menos clics y un RPM de 1,25.

Una objeción con sentido podría ser que si la web 2 tiene muchas más posibilidades de escalar, por ejemplo porque se puede generar una cantidad ilimitada de contenido y atacar miles de keywords nuevas, que las web 1, tiene sentido invertir muchos recursos en ella.

En este caso es al revés, la web que puede crecer hasta el infinito (y creo que manteniendo el RPM más o menos entre 5 y 7 euros), es la primera.

¿En cuál de las dos webs invertirías tus recursos? Está claro que en la primera, la web 1. Pero, si en lugar de tener como yo en este caso, estas dos webs para comparar  solo tendrías la experiencia de una de ellas, tu visión cambiaría completamente.

Si tu site único fuese la web 1 y consigues posicionarla bien, es probable que seas de los que piensan que ganar dinero con AdSense, incluso con una sola web, es relativamente sencillo. Y no es que no lo sea, pero a medida que encuentras temáticas más rentables, aumenta la dificultad en posicionar las keywords importantes.

Si de lo contrario tu web (primera y única) fuese la segunda, la web 2, creerás (con motivo) que si bien no te ha costado mucho posicionar, aunque te haya costado lo suyo, necesitarás crear muchas webs iguales para conseguir unos ingresos decentes. Casi 6 webs con estos ingresos para alcanzar a la web 1.

¿Qué diferencia a las dos webs para que generen cantidades tan dispares de ingresos? La temática y el tipo de web.

Y vamos, puedo coincidir con los gurús de los ingresos pasivos en una cosa(y sólo en esta): puedes crear webs de cualquier temática y con cualquier enfoque y las puedes monetizar. Incluso puedes llegar a ganar algo de dinero con ellas.

¿Significa esto que vas a “vivir la vida de tus sueños” tumbado en una hamaca en una playa paradisíaca mientras tus webs, de cualquier temática y de cualquier tipo “trabajan por tí”? No lo creo.

Las dos webs de mi ejemplo son webs informativas. La diferencia principal es que están enfocadas a diferentes tipos de búsqueda y a personas de inquietudes y franjas de edades muy distintas. Y eso es algo muy importante y que se ha de tener en cuenta antes de crear una web de nicho.

Por lo tanto, ¿invertirías igual para cualquier tipo de web, más allá de lo que vaya a generar? Entiendo que muchas personas sí, ya que dan cifras exactas de cuánto hay que invertir para que un nicho funcione. Pero sin saber cuánto puede generar (algo que sólo lo podrás saber cuando la cosa empieza más o menos a rodar, o cuando hayas tenido experiencias similares) no es muy realista hablar. Incluso teniendo conocimientos previos, está claro que no es una fórmula matemática que la repites y te funciona siempre, porque son muchos los factores a tener en cuenta.

Para los que aman las cifras les dejo mi inversión en estos dos proyectos hasta el momento de escribir este artículo:

Sitio web Web 1Web 2
Hosting
Dominio6 euros10 euros
Enlaces30 euros (prensa)
Otros25 euros(dominio expirado)
Contenido

Formas de monetización

Es importante al hablar de “inversión”, pensar también qué tipo de forma de monetización vamos a utilizar. Porque, aunque parezca una obviedad (y de hecho lo es) no todas las formas de monetización son iguales ni complementarias.

Aunque esto no vale para todas las webs y temáticas, por lo general podríamos decir que una web de AdSense necesita muchísimas más visitas que una web de afiliación. Al menos si esta última está bien enfocada y todas las visitas no llegan por su blog (es decir, no sólo llegan a buscar información, sino también con la intención de comprar un producto). A su vez, una web de leads, que responda bien a la intención de búsqueda, también podría ganar mucho más, incluso con menos visitas que una web de Amazon o Booking.

Hay ciertas temáticas que se pueden monetizar de varias maneras juntas, o que pueden ser webs comodín (si no funciona una se prueba con otra). Pero según mi experiencia (que es limitada, como cualquier experiencia) lo mejor es enfocarse a una forma principal. Si luego se puede ampliar o cambiar, ese es otro tema.

Actualizaciones de Google

No voy a hablar de lo que desconozco. Para eso hay muchos oráculos del SEO que nos dirán qué es lo que pasa. Aunque creo que en el fondo ni el propio Google puede tener una respuesta única y coherente de esos updates que se llevan muchas webs al carajo.

Lo que sí puedo decir de este asunto, y en consonancia con el camino que está tomando el artículo, es que no hay ninguna garantía que una web vaya a ser un flujo constante de ingresos por los siglos de los siglos. No hay garantía tampoco que lo sea por unas horas, en realidad. Por eso hay que empezar de a poco, desde mi punto de vista, en lo referente a inversión. Si la cosa crece se pueden ir aumentando los recursos a invertir, pero no hace falta agotarlos todos al principio.

¿Qué tiene que ver esto con las actualizaciones de Google? Que en un update, tu página web, por la que tanto has invertido, se vaya a la mierda, por el motivo que sea. Y no consigas traerla a flote nunca más.

Modificación de las SERPs

Esto es algo que lleva bastante tiempo llamándome la atención: los resultados van cambiando a una velocidad vertiginosa. Ya en uno de los primeros artículos del blog tomo nota de esto.

Durante un tiempo estuve bastante metido trabajando en webs de turismo y viajes, como redactor y haciendo algunos trabajos de SEO onpage, y pude constatar que en este tipo de nichos las consecuencias son más fuertes que en otros. Pero la dirección es más o menos igual en otros tipos de búsquedas (significados, sinónimos, definiciones, guías, salud, etcétera).

Por ejemplo en el caso de los vuelos, además de tener a los tiburones de la temática en los primeros puestos, tenemos al comparador Google Flights en formato destacado antes de los primeros resultados y justo después de los anuncios.

También podemos acceder también a una versión ampliada justo debajo del cuadro de búsqueda. En este tipo de webs, aunque las comisiones pueden ser muy altas, tenemos Google Flights, tanto en su cuadro destacado como en la posibilidad de buscar directamente desde esa pestaña, como sucede con Shopping. Por otro lado tenemos los 4 anuncios de rigor antes de los primeros resultados, y en los primeros resultados, los peces gordos que sin duda ocuparán la primera página en casi todas las keywords.

Supongamos que, por el contrario, queremos montar un micronicho sobre alimentación, por ejemplo dedicado exclusivamente a una temática del tipo “alimentos ricos en hierro”. Esta será nuestra keyword principal, con casi 50.000 búsquedas estimadas a nivel global.

Más allá de que este tipo de webs (evidentemente) dejan muy poca ganancia en AdSense, y que es limitado su alcance (ya hable de un ejemplo parecido en el artículo sobre la definición de micronicho) y posibilidad de crecimiento, hay que tener en cuenta el resultado cero:

El CTR en este tipo de resultados, suponiendo que el tuyo está en los primeros puestos, será muy bajo o nulo, ya que la mayoría de los clics se los llevará el que esté en ese destacado o, en muchos casos, directamente responde la pregunta, por lo cual ni siquiera entrarán ahí.

Hay resultados similares que impactan más aún:

Otros motivos que pueden joderte las expectativas

Un ejemplo reciente, algo que me sucedió a mí, fue la creación de una web que tenía muchos números para convertirse en un éxito de clics en AdSense. El dominio nuevo, enseguida, fue pillado con mucho amor por Google y las palabras clave tardaron muy poco en empezar a posicionar.

Es un nicho muy competido, pero logré encontrale la vuelta y posicionar unas cuántas keywords en top 10 en un tiempo récord y sólo con contenido.

¿Qué esperaba para empezar con el linkbuilding y devorarme a las SERPs? Que Google me aceptara la web en AdSense. Por lo general nunca tuve problemas a la hora de agregar nuevas webs a mi cuenta existente, aunque sí tuve mis inconvenientes a la hora de intentar crear una cuenta secundaria.

Pero llevaba tiempo leyendo en Twitter quejas de nicheros y nicheras cuyas webs estaban siendo rechazadas por AdSense. Y con esta web lo comprobé y viví en carne propia. La web sólo se puede monetizar con anuncios y AdSense es la mejor opción. Pero me la rechazaron una y otra vez. 

Decidí probar con otras fuentes de anuncios como The Moneytizer e Infolinks. Pero no tiene comparación. Estas plataformas trabajan con anuncios propios pero también de Google, con lo que irónicamente y en la práctica, sí los tenía incrustados pese a haber sido rechazado por Mr. G. 

Pero la posibilidad de colocarlos a mi manera no acababa de funcionar. Además, en el caso de The Moneytizer tardan mucho en cargarse, con lo cual cuando se empiezan a colocar los anuncios es probable que el lector haya escapado de la web.

Al final, decidí transformar esta “desgracia” en un experimento, el cual está en fase de realización, y cuyos resultados, si llego a conseguir el objetivo, los explicaré en este blog.

¿Qué pasa si hubiese desembolsado en esa web (cuya inversión fue poco más que el dominio) las cantidades que por lo general se comenta que hay que invertir? Me la hubiese comido con patatas. Tendría una web muy linda, con muchas visitas diarias y sin posibilidad de monetizarla de la manera en la que estuvo ideada.

Lo mismo vale para los nichos mal elegidos de Amazon, por ejemplo, de los cuales tengo algunas experiencias.

Las comisiones en muchos productos son una auténtica burla, y si hablamos de productos que de por sí son baratos, mejor ni hablar. Por lo tanto en estos casos lo mejor es probar hasta que la cosa funcione antes de dedicar más esfuerzo que el necesario para que comiencen a arrancar.

Contactos

Los contactos son importantes, tanto en el SEO como en la vida. Seguramente puede chocar que meta a los contactos en la lista de recursos. Las personas no son recursos, son personas. Pero entonces, utilizando esa misma lógica, tu tiempo tampoco es un recurso, es tu vida.

Para ser más directo, aclaro que cuando hablo de los contactos como recursos no me refiero a los contactos en sí (que además pueden ser tus amigos o parientes, y claramente no son recursos), sino al puente que se abre a través de ellos, y pueden ser una buena fuente de otros recursos adicionales.

Antes que nada, es importante tener presente que se trata de una relación y ésta nunca puede ser unidireccional. No me refiero al intercambio o deuda constante, sino a la reciprocidad.

¿Qué recursos te pueden aportar los contactos que tienes en el mundo del SEO? Muchos, pero sobre todo conocimiento. No hablo de los secretos del SEO. Estos no existen, o más bien sólo existen como una idea que confunde más a los que empiezan y enriquecen a los que se benefician de la ignorancia.

Mis contactos (y en gran parte amigas y amigos) dentro del SEO me aportan muchas cosas: “trucos” que escapan a mi imaginación, artículos interesantes, herramientas que desconocía o que no puedo pagar, atajos (principalmente de teclado, los otros no existen), extensiones de Chrome desconocidas por mí, consejos de inestimable valor, trabajo y motivación. Espero estar aportándoles a ellos (o a otras personas de la gran comunidad SEO) más de lo mismo, para que esta rueda no se oxide.

Además de todo lo que puedas aprender de/con estas personas, también existe la posibilidad de hacer networking, de potenciar proyectos existentes, etcétera.

Todo esto puede ayudar mucho a los nichos, ya sea con contactos de redactores, ideas para enlaces (o enlaces de las propias redes de blogs/webs), datos sobre hostings buenos o que se adapten a lo que buscas (algo que al menos a mí me costó bastante tiempo encontrar) y mucho más.

Tiempo

Dicen que el tiempo es oro, por eso mismo mucha gente prefiere invertir su tiempo en tareas “mejores” que redactar, crear enlaces y ese tipo de quehaceres. Incluso hay gente que ni siquiera quiere hacer una búsqueda de palabras claves o montar una plantilla de WordPress.

Es entendible que si eres una bestia de los nichos no quieras perder el tiempo en tareas que puede hacer otro mientras tú dedicas tu tiempo, por ejemplo, a buscar otros nichos posibles, planear una estrategia de link building (que otras personas o empresas ejecutarán)… o simplemente te dedicas a vivir la vida de tus sueños bajo una palmera. Algo que de hecho, pocos SEOs hacen (y los que hacen algo parecido, están debajo de la palmera trabajando como locos en el ordenador).

Pero en todo momento, tanto desde el tuit como en las palabras picadas hasta ahora, estoy pensando en otro tipo de personas, los que están empezando o van a empezar a hacer webs de nicho o micronicho para aprender SEO y monetizarlas.

El tiempo de estas personas es igual de valioso que el de cualquier otra. Al menos desde mi punto de vista. Soy incapaz de creer que hay gente de primera, gente de segunda, etcétera.

Por lo tanto entiendo que las tareas difíciles o las cuales les resultan imposibles de hacer se tercerizan. 

Pero hay una trampa en todo esto, y creo que afecta a muchas personas que me encuentro, sobre todo en Twitter. Cuando empiezas en el SEO no sabes muy bien cómo funciona Google (algo que será siempre así pero al menos después sucederán cosas que te hagan creer lo contrario), ni qué tipo de web te podría generar ingresos, ni cuales webs funcionan mejor que otras, ni cómo redactar unos textos decentemente, ni qué tipo de enlaces te pueden ayudar a mejorar tu PR (o como le queramos llamar) y cuáles no te afectarán en nada o te perjudicarán, etcétera.

Si empiezas a hacer tus webs pero contratas desde el minuto cero las tareas de búsqueda de palabras clave y redacción, linkbuilding, etcétera, poco vas a aprender.

¿No sería mejor sacar tiempo de donde sea y aprender algunas cosas básicas? Por ejemplo:

  • Cómo hacer una buena elección de un nicho.
  • Cómo hacer un estudio de palabras clave y cómo organizarlo.
  • Qué tipo de arquitectura se adapta mejor al nicho o al tipo de palabras clave.
  • Cómo redactar algo que funcione (que el texto de por sí te sirva para empezar a posicionar algunas palabras).
  • Cómo funciona el link juice.
  • Cómo trabajar el onpage.
  • Qué es lo que mejor funciona para repartir el link juice internamente.
  • Conocer lo máximo posible las herramientas de Google (Analytics y Search Console principalmente) y externas (para palabras clave, enlaces, búsqueda de nicho, análisis de la competencia, etc.)

Y un montón más de cosas que van a enriquecer y ampliar tu manera de ver este complejo y muy divertido mundo del SEO.

El tiempo es oro, eso es indiscutible. Pero también es indiscutible que el conocimiento es poder, sólo por utilizar otra frase hecha. Mientras más de lleno te metas, más te ensucies en el lodazal, más cosas nuevas y muy necesarias descubrirás.El aprendizaje profundo, la capacidad de saber dónde buscar lo que necesitas en cada momento, cómo llegar a aquello que necesitas para resolver un problema que te acaba de surgir y ese tipo de cosas, son algo que no tienen precio y te van a servir mucho a medida que vayas avanzando en tu formación. Bueno, si tienen precio: tu tiempo. Y todo lo que obtendrás de este aprendizaje, al igual que tu tiempo, también valdrá oro.

Si te gusta el contenido, compártelo.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin